Muchas mujeres tienen afecciones benignas en las mamas que causan masas o bultos y otros síntomas en las mamas. Algunas afecciones benignas en las mamas están relacionadas con la edad o con cambios normales en los niveles de hormonas que ocurren durante el ciclo menstrual, el embarazo y la menopausia. Es importante estar al tanto de cualquier cambio que ocurra en las mamas e informárselo a su médico de confianza.

Los cambios en las mamas
Sus mamas responden a cambios en los niveles de las hormonas estrógeno y progesterona durante su ciclo menstrual. Las hormonas pueden cambiar la cantidad de líquido en las mamas. Al hacerlo, las mamas se pueden percibir más sensibles al tacto o dolorosos.

Familiarización de las mamas por parte de la mujer
Es importante saber cuál es el aspecto normal de las mamas y cómo se sienten al palparlos. Saber qué es normal en las mamas le ayudará a detectar los cambios que pueden indicar la presencia de un problema.
Muchas mujeres a quienes se les ha diagnosticado cáncer en las mamas han observado primero ellas mismas las masas en el seno, antes de que el proveedor de atención médica haya hecho un examen del mama o se haya hecho una mamografía.

Si descubre una masa o un área sospechosa en el seno, el Ginecólogo le hará un examen físico de las mamas. Esto se denomina examen clínico de mama. Los resultados de este examen determinarán si es necesario recomendar otros estudios.

También es posible detectar problemas benignos durante un examen de detección que se llama ultrasonido, para las mujeres menores de 40 años y mamografía para aquellas mayores de 40 años.

Si se detecta un área sospechosa; el examen de seguimiento puede consistir en una resonancia magnética Si los resultados de estos exámenes son anormales, tendrá una biopsia. Los tipos de exámenes que se harán dependen de su condición específica.
Para mayor información o en caso de cualquier anomalía, consulte a su médico.