En los últimos años, hemos escuchado que hacer ejercicio está muy de moda y ser “fit” es algo en lo que las personas gastan demasiado dinero y tiempo. Muchas veces nos preguntamos que si a cierta edad podemos tener una vida físicamente activa y ser parte del mundo fitness, sobretodo en la menopausia.

Menopausia es un término que se utiliza para describir una etapa en la cual has tenido tu último ciclo menstrual o periodo. Los ovarios dejan de producir dos hormonas llamadas progesteronas y estrógenos. Esto, generalmente, ocurre entre los 48 y 55 años de edad. Es una transición muy normal por el cual todas las mujeres pasan.

La menopausia puede estar acompañada por un numero de cambios físicos y síntomas como por ejemplo bochornos, sudoración, sequedad vaginal, trastornos del sueño y cambios emocionales. Algunas mujeres solo presentan poco síntomas otras tienen más dificultades. En los años siguientes a la menopausia, el riesgo de presentar algunas enfermedades cardiacas u osteoporosis aumenta.

¿Pero, cual es el rol del ejercicio durante esta etapa de la vida?

Algunas investigaciones sugieren que las mujeres que son físicamente activas tienen menores síntomas como bochornos, sudoraciones nocturnas o trastornos del sueño. El ejercicio tiene un impacto significativo y positivo en el estado de ánimo y si ha comprobado que es de mucha ayuda para tratar depresión media a moderada.

Algunas mujeres dicen que ganan peso durante o después de la menopausia, especialmente en el abdomen y esta asociado a los cambios hormonales que están apareciendo. Muchos estudios han encontrado que el aumento de peso es más probable en las personas sedentarias que aquellas que tienen un estilo de vida activo.

Los estrógenos nos dan un efecto protector a las mujeres en cuanto a enfermedades como osteoporosis o del corazón. Cuando los niveles de estrógenos bajan, nos volvemos más vulnerables a estos problemas de salud. El ejercicio también nos da un efecto protector.

Los cinco años consecutivos a la menopausia, es en donde se pierde hueso rápidamente. El entrenamiento con pesas y de fuerza ayudan a mantener la cantidad de hueso que tienes. Los ejercicios de cardiovasculares o “cardio” reducen el riesgo de infarto y de diabetes mellitus tipo II, bajan la presión arterial, aumentan la movilidad de lípidos, aumentan la sensibilidad de la insulina y previenen el aumento de peso.

Si constantemente haz hecho ejercicio antes de llegar a la menopausia, felicidades ya tienes ganados los beneficios de salud que la actividad física trae. La actividad aeróbica reduce el riesgo de cáncer de mama, que aumenta después de la menopausia. También tienes el beneficio de haber aumentado la densidad y fuerza de los huesos.

SI aún no comienzas una vida activa, te recomendamos que hagas 30 minutos de ejercicio al día, si no puedes todos los días, al menos que sean tres veces a la semana.

Existen muchas actividades de las cuales puedes obtener beneficios durante la menopausia por ejemplo:

Caminar, andar en bicicleta, nadar, ir a una clase de aerobics te ayudaran a quemar calorías y a prevenir infartos.

Los ejercicios con pesas o con ligas de resistencia te darán fuerza para los músculos, huesos y activarán tu metabolismo. Muchas veces las mujeres creemos que por hacer pesas o entrenar en máquinas con fuerza vamos a estar como Hulk, pero al contrario nuestro cuerpo ganará fuerza y también quemará más calorías. Las clases de yoga, pilates y de estiramiento de ayudaran a tener músculos más flexibles y tener un mejor movimiento.

De la misma manera, puedes unirte a cualquier tipo de equipo, o puedes ir a clases de baile, de tenis, entre muchas otras lo importante es que te guste y que puedas hacerlo tres veces a la semana mínimo. Debes sentirte motivada y puedes invitar a tu esposo, amigas, hijos o familiares a que hagan ejercicio contigo o que vayan al mismo gimnasio, esto te motivará a cumplir con tus metas.

Antes de empezar cualquier rutina (aunque sea caminar), debes hacer calentamiento por lo menos 10 minutos, utilizar zapatos y ropa cómodos. Se ha comprobado que fumar hace que la menopausia llegue a una edad más temprana y es un mal hábito, intenta dejarlo lo antes posible.

El ejercicio siempre debe ir acompañado de una buena dieta para obtener mejores resultados.

Elaborado por: Health Coach: Mónica Sánchez


RECUERDA NO AUTOMEDICARTE Y SIEMPRE VISITAR A TU MÉDICO.