La infertilidad se define como la incapacidad de lograr el embarazo después de tener relaciones sexuales regularmente, sin el uso de métodos anticonceptivos durante un año.

La infertilidad ocupa el 20% de la consulta del médico familiar, de estos pacientes del 8 al 10% ameritará el manejo por el médico especialista en reproducción humana. En México se ha estimado que existen 1.5 millones de parejas con infertilidad.

La infertilidad puede ser de causa femenina, masculina o mixta cuando afecta a ambos miembros de la pareja. No existe una causa única y generalmente son causas relativas, que pueden afectar a uno o ambos miembros de la pareja.

Uno de los mayores factores que afectan a la concepción es la edad de los progenitores. Se ha observado una disminución de la capacidad reproductiva en la mujer a partir de los 35 años, siendo más significativa a partir de los 40 años. La edad del hombre afecta en menor grado a la capacidad reproductiva de la pareja. Sin embargo, también se ha detectado que la fertilidad del hombre disminuye a partir de los 40 años.

La infertilidad es un problema de pareja, el abordaje abarca al hombre y a la mujer, ya que ambos se pueden ver afectados por las decisiones que rodean el estudio diagnóstico y el tratamiento.

Si deseas embarazarte es importante que acudan tú y tu pareja con un profesional para que estén listos y logren procrear una nueva vida en las mejores condiciones.

REFERENCIA
  1. Diagnóstico de la pareja infértil y tratamiento con técnicas de baja complejidad. México: Instituto Mexicano del Seguro Social, 2012