La enfermedad mamaria fibroquística, recientemente llamada cambios fibroquísticos, es la enfermedad mamaria benigna más frecuente caracterizada por la formación de quistes en el tejido mamario que afecta aproximadamente al 60% de las mujeres. Su mayor incidencia es entre los 20 y 50 años, se manifiesta en mayor frecuencia con dolor y sensibilidad, tiende a ser en ambas mamas.

Desafortunadamente, la incomodidad de esta enfermedad causa miedo en las mujeres puede llegar a interferir con sus actividades diarias.

La creciente incidencia de esta enfermedad puede estar influenciada por la edad, la obesidad, el tabaquismo, las preparaciones hormonales, el síndrome premenstrual, el estrés y el consumo de alcohol y cafeína. Sin embargo, en ausencia de los posibles factores de riesgo mencionados anteriormente, la pregunta es ¿qué otros factores de riesgo pueden influir en esta enfermedad? La respuesta es que la mayoría de las mujeres presentan los síntomas durante la fase premenstrual del ciclo, lo que sugiere que las hormonas (estradiol y progesterona) pueden desempeñar un papel en el desarrollo y los síntomas de las alteraciones quísticas en el tejido mamario.

Dentro de las opciones de tratamiento se encuentran los analgésicos. También se han reportado beneficios en la sintomatología con el uso de un sostén con buen soporte, una dieta baja en grasas y con la reducción en la ingesta de cafeína.

Existen otros fármacos para el tratamiento de los cambios fibroquísticos en el tejido mamario pero todos ellos deben ser prescritos y adecuados a cada paciente por un médico.

Bibliografía:
  1. Brkic, et al. The role of e2/p ratio in the etiology of fibrocystic breast disease, mastalgia and mastodynia. Acta Clin Croat 2018; 57(4):756-761Brkic, et al. The Influence of Progesterone Gel Therapy in the Treatment of Fibrocystic Breast Disease. Open Journal of Obstetrics and Gynecology 2016; 6(5):2016.
  2. Cronin,et al. 14 - Breast Diseases. Clinical Gynecologic Oncology (Ninth Edition) 2018: 320-352.e6.
  3. Irgebay, et al. Danazol alters mitochondria metabolism of fibrocystic breast Mcf10A cells. The Breast 2017; 35: 55 – 62.