La progesterona es una hormona esencial para el proceso de reproducción. Está involucrada en el ciclo menstrual, la implantación y en el mantenimiento del embarazo.1-4 La secreción de esta hormona se lleva a cabo por el cuerpo lúteo (resto del óvulo que permanece en el ovario después de la ovulación) durante la segunda mitad del ciclo menstrual y en el embarazo por la placenta a partir del tercer mes.4-5

Para el sistema inmune de la madre el feto se reconoce como un ser extraño y gracias a la modulación inmunológica que provoca la progesterona las células inmunes maternas no atacan ni rechazan al feto. Por el contrario, si hay alteraciones en la inmunidad, las células inmunes rechazan al embrión y esto provoca un fallo en la implantación que produce un aborto espontáneo.1

Otras de las funciones de la progesterona para la reproducción se encuentran en: proporcionar las características al endometrio para la supervivencia e implantación del embrión, la supresión de la respuesta inflamatoria, reducción de las contracciones del útero y el mejoramiento en la circulación del útero y la placenta.1-2 Un defecto en el cuerpo lúteo se asocia a fallas en la implantación y crecimiento normal del embrión, lo que se considera una posible causa de infertilidad.3

La progesterona también es llamada “la hormona del embarazo” debido a todas las funciones que ejerce para promoverlo y mantenerlo.1 Cualquier alteración en la secreción de esta hormona pone en peligro tanto la fertilidad como la viabilidad del embarazo, por lo que se debe acudir por asesoría y valoración cuando se desee un embarazo.

Referencias:
  1. Di Renzo GC, et al. Progesterone in normal and pathological pregnancy. Horm Mol Biol Clin Invest. 2016; 27(1):35-48
  2. Dávila J, et al. Progesterone signaling in the endometrium. Encyclopedia of Reproduction. Second Edition. 2018. Pp:184-189
  3. Mesen TB, et al. Progesterone and the luteal phase: A requisite to reproduction. Obstet Gynecol Clin North Am. 2015; 42(1):135-151
  4. Wu SP, et al. Progesterone receptor regulation of uterine adaptation for pregnancy. Trends Endocrinol Metab. 2018; 29(7):481-491
  5. Buitrón-García FR, et al. Evidencias en indicaciones de la progesterona. Ginecol Obstet Mex. 2017; 85(8):489-497

La progesterona es una hormona esencial para el proceso de reproducción. Está involucrada en el ciclo menstrual, la implantación y en el mantenimiento del embarazo.1-4 La secreción de esta hormona se lleva a cabo por el cuerpo lúteo (resto del óvulo que permanece en el ovario después de la ovulación) durante la segunda mitad del ciclo menstrual y en el embarazo por la placenta a partir del tercer mes.4-5

Para el sistema inmune de la madre el feto se reconoce como un ser extraño y gracias a la modulación inmunológica que provoca la progesterona las células inmunes maternas no atacan ni rechazan al feto. Por el contrario, si hay alteraciones en la inmunidad, las células inmunes rechazan al embrión y esto provoca un fallo en la implantación que produce un aborto espontáneo.1

Otras de las funciones de la progesterona para la reproducción se encuentran en: proporcionar las características al endometrio para la supervivencia e implantación del embrión, la supresión de la respuesta inflamatoria, reducción de las contracciones del útero y el mejoramiento en la circulación del útero y la placenta.1-2 Un defecto en el cuerpo lúteo se asocia a fallas en la implantación y crecimiento normal del embrión, lo que se considera una posible causa de infertilidad.3

La progesterona también es llamada “la hormona del embarazo” debido a todas las funciones que ejerce para promoverlo y mantenerlo.1 Cualquier alteración en la secreción de esta hormona pone en peligro tanto la fertilidad como la viabilidad del embarazo, por lo que se debe acudir por asesoría y valoración cuando se desee un embarazo.

Referencias:
  1. Di Renzo GC, et al. Progesterone in normal and pathological pregnancy. Horm Mol Biol Clin Invest. 2016; 27(1):35-48
  2. Dávila J, et al. Progesterone signaling in the endometrium. Encyclopedia of Reproduction. Second Edition. 2018. Pp:184-189
  3. Mesen TB, et al. Progesterone and the luteal phase: A requisite to reproduction. Obstet Gynecol Clin North Am. 2015; 42(1):135-151
  4. Wu SP, et al. Progesterone receptor regulation of uterine adaptation for pregnancy. Trends Endocrinol Metab. 2018; 29(7):481-491
  5. Buitrón-García FR, et al. Evidencias en indicaciones de la progesterona. Ginecol Obstet Mex. 2017; 85(8):489-497