Durante la perimenopausia y postmenopausia las mujeres presentan síntomas que pueden alterar su estilo y calidad de vida como lo es la mastalgia.

La mastalgia es el dolor en el tejido mamario y es el síntoma mamario más común por lo que las mujeres acuden a consulta. Esta patología afecta hasta el 70% de las mujeres en su vida1 y dependiendo la etapa es el tipo de dolor que presentarán.

Las mujeres jóvenes y en etapa de perimenopausia padecen con mayor frecuencia mastalgia cíclica, la cual está relacionada con el ciclo menstrual y los cambios hormonales de éste (aumento de estrógeno, disminución de los niveles de progesterona, o desequilibrio entre estrógeno y progesterona). Por otro lado, durante la postmenopausia es más común la presencia de mastalgia no cíclica y de dolor extramamario o torácico.1,2

La mastalgia no cíclica es un dolor agudo, constante o intermitente y ardiente que parece ser unilateral, difuso y en su mayoría en un solo cuadrante1,2 ; dentro de las causas se encuentran: estiramiento de los ligamentos en mujeres con senos grandes y pendulares, consumo de cafeína y nicotina, factores psicosociales y el estrés emocional.1

El dolor de la pared torácica es unilateral y causa dolor en la pared lateral del pecho o por detrás del pezón, siendo generalmente de origen musculoesquelético.3

Ante la presencia de dolor mamario se debe prestar atención a las características de éste para que el médico haga el diagnóstico y con ello pueda prescribir el tratamiento más adecuado, lo que favorecerá la mejora de la calidad de vida de las mujeres en la peri y postmenopausia.

Bibliografía:
  1. Eren T, et al. Factors effecting mastalgia. Breast Care (Basel). 2016; 11(3):188-193
  2. Groen JW, et al. Cyclic and non-cyclic breast-pain: A systematic review on pain reduction, side effects, and quality of life for various treatments. Eur J Obstet Gynecol Reprod Biol. 2017; 219:74–93
  3. Galea M. Benign breast disorders. Surgery. 2019; 37(3):151–156