Las uñas quebradizas se caracterizan por una mayor fragilidad y la división de la placa de la uña.1, 2

Alrededor del 20% de la población se ve afectada por esta condición y es más frecuente en mujeres que en hombres.1, 2 La incidencia de uñas quebradizas aumenta con la edad.2 No se trata simplemente de un problema cosmético, ya que las pacientes pueden tener sensibilidad y problemas para realizar las actividades de la vida diaria.1

Las causas a las que se asocian las uñas quebradizas son: ciclos repetitivos de humectación y secado, traumatismos, productos químicos y cosméticos (quitar las cutículas, aplicaciones de gel acrílico y solventes o endurecedores para esmalte de uñas) así como enfermedades dermatológicas, sistémicas o al tratamiento de estas.2, 3

Se ha sugerido que la suplementación con biotina (vitamina B8) es útil para diversas afecciones entre ellas  el síndrome de uñas frágiles o uñas quebradizas,1-5 esta vitamina es soluble en agua4 y se obtiene de los alimentos como cereales, nueces, maní, leche y yemas de huevo, o mediante la síntesis por bacterias intestinales.1, 4 La absorción de la biotina se lleva a cabo en el intestino y es modificada con la edad.5

Diversos estudios han demostrado que la biotina aumenta el grosor de la uña2, estimula la respuesta celular, mejora la fuerza y el crecimiento de esta3; estos beneficios comienzan de 2 a 3 meses después de iniciada la suplementación con dicha vitamina.3

La alimentación nos provee de una ingesta natural de biotina, y de creer necesaria la suplementación de esta vitamina, se debe acudir con un profesional de la salud para valorar la salud de las uñas y recibir asesoramiento sobre la suplementación de biotina.

 

Bibliografía:
  1. Lipner, et al.  Biotin for the treatment of nail disease: What is the evidence? J Dermatolol Treat. 2017;(29)4:411-414.
  2. Maddy, et al. Hair and nail diseases in the mature patient. Clin Dermatol. 2018;36(2):159-166.
  3. Grover C. Nail Fragility. In: Tosti A. Nail Disorders. United States of America: Elsevier, 2018. Pag. 113-128.
  4. Jacquet, et al. Effect of dietary supplementation with INVERSION Femme on slimming, hair loss, and skin and nail parameters in women. Adv Therapy 2007;24(5):1154-71.
  5. Gaviria, et al. Síndrome de uñas frágiles. Med Cutan Iber Lat Am 2016;44(2):79-88.